domingo, 1 de febrero de 2009

Rebeldía

Bismillah...

No aceptar lo que está sucediendo en estos momentos, es un error que a veces se paga muy caro. Todo diagnóstico erróneo lleva a un tratamiento erróneo.

Sheik Abdel Qader Al Yilani dice: Presentarle quejas al señor de la Verdad cuando los decretos divinos descienden de las alturas, es la muerte de la religión, la muerte de la afirmación de la Unidad [tawhid], la muerte de la confianza absoluta [tawakkul] y de la sinceridad [ikhlas].

El corazón del creyente no sabe "¿por qué" y el "¿cómo?" no lo sabe; dice simplemente: "¡Sí, en verdad!"

El yo en su totalidad [nafs] es rebelde y discutidor, por lo que cualquiera que desee corregirlo debe luchar con él hasta estar a salvo de su malicia.

Su totalidad es mal dentro de mal, pero cuando se lo ha combatido y llega a estar en paz, se transforma enteramente en bien dentro de bien. Se torna obediente con todo lo que se le requiere acatar, y con el abandono de toda desobediencia erronea, por lo que ahora se le dirá: "Oh alma en paz, retorna a tu Señor, satisfecha y satisfactoria (89:27,28)."

No hay comentarios:

Publicar un comentario