jueves, 9 de septiembre de 2010

Dios Único


No pienses que decir “Yo soy Dios”
Es proclamar la propia grandeza.
En realidad es total humildad.
Alguien que dice,
“Soy el siervo de Dios”
Supone que hay dos -Dios y él mismo-
Mientras que quien dice
“Yo soy Dios”, Se niega a sí mismo.
Renuncia a su propia existencia.
“Yo soy Dios” significa
“Yo no existo. Todo es Dios.
Sólo Dios existe. Yo no soy nada.
Soy vacío absoluto”.
Esto es completa humildad,
no arrogancia.
Cuando alguien dice que es el siervo de Dios,
Todavía se ve a sí mismo como alguien que hace,
aunque sea al servicio de Dios.
Todavía no se ha ahogado en el océano de Dios.
Cuando lo haga, ya no habrá cosas tales como
“sus acciones”,
Sólo movimientos
en el agua.

Mevlana Jalaluddin Rumi

2 comentarios:

  1. Impregnarse de Dios hasta existir por Él, en Él. Es un poema precioso. Muchas gracias.

    ResponderEliminar