lunes, 14 de enero de 2019

¿Quién gana?


"Muy a menudo en la vida cotidiana uno ve que al perder el temperamento con alguien que ya lo ha perdido, uno no gana nada, sino que solo se pone en el camino de la estupidez.
El que tiene suficiente autocontrol para mantenerse firme en el momento en que la otra persona está de mal genio, gana al final. 
No es quien ha pronunciado cien palabras en voz alta él que ha ganado;
Es quien quizás ha dicho una sola palabra".

- Hazrat Inayat Khan
"Maestría a través del logro"




jueves, 10 de enero de 2019

CON DIOS NO HAY HABITACIÓN PARA DOS EGOS


Usted dice "yo" y Él dice "yo". Para que esta dualidad desaparezca, o bien debe morir por él o por usted. Sin embargo, no es posible que muera -ya sea fenomenalmente o conceptualmente- porque "Él es el que vive eternamente y no muere". Sin embargo, él es tan misericordioso que, si fuera posible, moriría por ti para que la dualidad desaparezca".

-Hz Jalaluddin Mevlana Rumi 

...
WITH GOD THERE IS NO ROOM FOR TWO EGOS. 
You say “I,” and He says “I.” In order for this duality to disappear, either you must die for Him or He for you. It is not possible, however, for Him to die—either phenomenally or conceptually—because “He is the Ever-living who dieth not.” He is so gracious, however, that if it were possible He would die for you in order that the duality might disappear.”

(The Rumi Collection: An Anthology of Translations of Mevlana Jalaluddin Rumi)


lunes, 7 de enero de 2019

Donde esta la cura


"Donde sea que haya dolor, ahí es donde se cura;
Donde sea que haya pobreza, ahí es donde va la provisión.
Donde sea que sea una pregunta difícil, ahí es donde va la respuesta;
Donde sea que esté un barco, el agua va a él.
No busques el agua; aumenta tu sed, para que el agua brote desde arriba y desde abajo".
- Jalaluddin Mevlana Rumi

...
“Wherever a pain is, that's where the cure goes; wherever poverty is, that's where provision goes. Wherever a difficult question is, that's where the answer goes; wherever a ship is, water goes to it. Don't seek the water; increase your thirst, so water may gush forth from above and below.”
― Jalaluddin Mevlana Rumi 


jueves, 3 de enero de 2019

Auto control

Bismillah


Tenemos una naturaleza animal, y no hay nada malo con ella. No hay nada malo con un burro. Es una criatura maravillosa, al igual que todos los animales. Pero no estamos destinados a ser burros. Nacimos con otras capacidades.
Estamos destinados a desarrollarnos como seres humanos, especialmente para llegar a comprender y controlar nuestros egos. Algunos maestros sufíes nos han recomendado que entrenemos a nuestros egos de la misma manera que los caballos árabes fueron entrenados. En Occidente tenemos una cruel y primitiva tradición de "romper" caballos, rompiendo su espíritu para hacerlos dóciles. La vieja aproximación occidental a la crianza del niño era similar, simbolizada por la frase "ahorra la vara y echa a perder al niño." 
La manera inteligente y compasiva de entrenar a un animal o criar a un niño es a través del amor, la paciencia y el entendimiento, no a través de la brutalidad y la dominación. Los whisperers modernos del caballo son altamente eficaces porque entienden los caballos. Guían a los caballos en lugar de golpearlos. Forman el comportamiento de un caballo al entender cómo piensan los caballos y al comprender los patrones básicos del comportamiento equino. El problema suele ser el propietario, no el caballo. Un conocido "encantador de perros", dijo: "Nunca he conocido a un perro con problemas. Trabajo con propietarios problemáticos".
Podemos trabajar con nuestros egos de una manera igualmente paciente y compasiva. Podemos comenzar buscando entender nuestros egos. Todos éramos egocéntricos como niños pequeños. Es una fase natural del desarrollo humano, e idealmente crecemos fuera de ella. Pero a veces no lo hacemos. La madurez y el crecimiento no ocurren automáticamente. Se necesita un verdadero esfuerzo para madurar fuera de nuestro narcisismo básico. Y, con tantas cosas, inevitablemente volveremos a patrones antiguos de vez en cuando. Freud tenía toda la razón cuando escribió sobre la regresión. A veces volvemos a los patrones de infancia bajo presión.
Al trabajar con nuestros egos, podemos decirnos que está bien dejar ir algunos patrones viejos, patrones que tuvieron un sentido perfecto cuando éramos más jóvenes. A menudo no necesitamos esos patrones cuando somos mayores. Educar a nuestros egos es un arte, y requiere conciencia y compasión.
No creo en el ascetismo extremo. Hace años uno de mis colegas era el director jesuita de novicios para Silicon Valley. Cuando se mudó a la oficina del director, encontró varias cajas en el armario. Unas tenían látigos y cadenas. Así que no esta tan lejos de la noción medieval de que crecemos espiritualmente torturándonos físicamente. Estoy convencido de que este tipo de ascetismo es una grosera distorsión de la autodisciplina saludable, y hace mucho más daño que bien. De hecho dudo que haga algo bueno en absoluto.
Una razón para evitar el ascetismo es que el ego es tan inteligente que es probable que seamos orgullosos. Nos decimos a nosotros mismos: "Me torturo más que a nadie que conozco. Soy ciertamente la persona más espiritual y más digna aquí". Nuestros egos siempre apelarán a nuestro orgullo. No podemos educar a nuestros egos por este tipo de comportamiento inmaduro.
Recordando la unidad, recordando a Dios. Comprensión de la práctica sufi por el Dr. Robert Frager